Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Acción Cristianos en el Mundo’ Category

En tiempos de Jesús, los fariseos tenían una visión de la ley y entendían que todos los que no seguían sus prácticas estaban condenados, hablaban de su perfección moral, observaban estrictamente las disposiciones de la ley, pero su corazón estaba lejos de Dios. La Torah no era ser fiel a la Palabra. Estos hombres entendían la religiosidad en sentido ritual.

A Jesús, además de las obras, le importa también la verdadera sencillez en la intención. Por eso nos invita a revelarnos contra toda forma de hipocresía, de tal manera que nuestras acciones correspondan con nuestras palabras, pensamientos y sean fruto de la acción de Dios en nosotros. Hemos de orientar constantemente nuestro corazón a Dios y preocuparnos más de su mirada que de la de los hombres. ¿cómo está siendo mi vida a los ojos de Dios?, y no preguntarnos ¿qué pensarán los demás si respondo o actúo de esa u otra manera?.

La condena de Jesús a los fariseos en el Evangelio nos enseña también que a Él no vino a juzgar y tampoco desea que nosotros estemos juzgando continuamente a los demás, que seamos despectivos y excesivos en el celo y en el trato con los otros, o que los midamos de acuerdo a nuestros criterios y forma de ver la vida. No nos permitamos despreciar a nuestro prójimo, sea cual sea su condición, clase, profesión de fe, orientación sexual… En nuestro examen de conciencia preguntémonos si practicamos también la caridad de pensamiento hacia los demás.

En todos nuestros ambientes ofrezcamos a los demás un trato personal, directo, acogedor y lleno de caridad, a ejemplo de Cristo. Nada contagia tanto como el amor auténtico, hecho disponibilidad y entrega a los demás. Jesús, concédeme amarte de manera auténtica y sincera, de tal manera que pueda amar también a los demás, con total desinterés y donación, como gesto de conversión y dador de vida buscando lo mejor para todos y hacer siempre tu voluntad y no la mía.

Señor, dame un corazón sencillo y sincero.

Anuncios

Read Full Post »

Ven y comparte tu alegría de Dios con nosotros.

Fecha:
Sábado, 13 de marzo de 2010
Hora:
12:00 – 20:00
Lugar:
Finca “La Lapa” (Complejo La Almenara). Ctra. Guillena-Burguillos, Km. 0,3

Descripción

Organizada por el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Sevilla

Colabora con una buena causa y disfruta de un día de campo con almuerzo, juegos, columpios, sorteos, paseos a caballo, tirolina, campeonato de futbito, etc.

Venta de entradas e información:
Secretariado Diocesano de Cursillos de Cristiandad.

c/ Segovias, 2. Sevilla. Tf.: 954216823

Read Full Post »

Es la primera vez que en mi blog hago un un comentario que mezcla fe y política. No es mi estilo, pero esta vez ya no callo. Es muy triste ver como un presidente del gobierno, representante de un pueblo, y aún siendo invitado a una jornada de oración universal (meditación, reflexión, comunión orante…) es un ciego profundo en el campo espiritual, con una “fe” débil (por no decir nula) y consecuentemente con una esperanza mortecina y una caridad estrecha. ¿Cómo cree usted que el pueblo español tenga fe y esperanza en los que nos gobiernan?

Sólo pedir al Señor que los que lo estamos pasando mal en esta situación en la que nos han metido los poderes económicos, políticos e internacionales nos mantenga una fe viva, ardiente y luminosa. Y a los gobernantes, hoy siervos inútiles, les toque Dios su corazón y haga que se abran los ojos del espíritu para poder re-conocer a su Dios y amarlo como siempre lo quiso Dios del pueblo de Israel.

Read Full Post »

Gran buena noticia para los hombres: “Gloria a Dios en las cielos y paz a los hombres en la tierra”. Y precioso mensaje que debe motivar al hombre de parte de Dios. Porque esta paz que hoy celebramos no es nuestra. Es la paz que Dios nos concede en la armonía, la misericordia, la amistad y la alianza eterna.
Que la paz sea como la del judío que une todos los bienes de su vida como símbolo de glorificación al Mesías que ha de venir. Paz que dios da a los hombres de amor para seguir dando testimonio de que es paz de Dios. Paz de Dios a los hombres.

Quizás no haya paz para los incrédulos (Is 57), pero sí la hay abundante para los que aman el nombre de Dios.

Read Full Post »

Primer Premio
del Certamen de Fotografía y Audiovisual
de la XIII Noche de San Pablo
Universidad San Pablo CEU

Read Full Post »

Se cumple un año de la fatídica fecha de la desaparición de Marta del castillo en Sevilla. Quiero en estas líneas y en mi oración acercarme a la familia, a sus padres, hermanas, tíos y abuelos para creer en la vivencia del dolor de ser padre.
Los medios se apresurarán a volver a contar en los espíritus de audiencias, estúpidos e insensibles, quienes no saben de otra cosa que de imágenes frías y sensiblería y reducen (por hechos consumados u omisión) el dolor al morbo y lo que es peor, a cifras.
¡¿Cómo podemos quedarnos indolentes ante el sufrimiento de nuestros hermanos?! ¡Cómo puede cambiar una vida de la noche a la mañana! Me iré esta noche a dormir pensando en los planes de futuro de esta chica hasta el mismo día o el anterior a la tragedia. También me pregunto qué sorpresas me depara a mí el destino o a los míos, quizá hoy mismo.
Hoy espero que la búsqueda de Marta no quede sólo en titulares de prensa, tibios artículos… sino en la vida de los que le amaban y se quedan haciendo vivo su recuerdo en sus sueños.
“Quien sabe de dolor, todo lo sabe.” Dante

Read Full Post »

Este artículo de Monseñor Fernando Sebastián aparecido hoy en Alfa y Omega os los ofrezco como reflexión del Movimiento de Cursillos de Cristiandad.

Hoy necesitamos personas que vivan la Eucaristía, que valoren el Evangelio, que vibren con él, que dediquen tiempo, el sábado o el domingo, a practicar obras de misericordia, a visitar enfermos, a atender a inmigrantes, a hacer lo que haya que hacer para practicar efectivamente los mandamientos del Señor. Tenemos que ahondar en la autenticidad de los sacramentos, y en la Eucaristía.

La Eucaristía dominical es la matriz, donde la comunidad cristiana se hace cristiana y se hace comunidad. Por eso no se concibe esa figura del cristiano no practicante. Es como decir: Soy futbolista no practicante: nunca voy al fútbol, ni juego, ni sé lo que es un balón, ni distingo un delantero de un defensa. Entonces, ¿qué clase de futbolista eres? Sobre todo, hemos de ahondar en dos sacramentos: Bautismo y Matrimonio. Bautizamos a los niños, con la condición de que alguien les ayude a conocer su Sacramento. Preguntamos a los padres: ¿Qué queréis para vuestros hijos? Y responden: La fe. Y habría que añadir: ¿De verdad? El padrino, la madrina y vosotros ¿estáis dispuestos a ayudar? Porque a lo mejor el padrino y la madrina no van nunca a la iglesia, y se busca a una madrina porque es prima o cuñada. En muchos casos, el Bautismo se toma a chirigota, y si quieres ponerlo en valor, puedes salir en los periódicos: Un párroco niega el derecho a ser madrina a una señora porque estaba divorciada y recasada.

Pero es que si una persona va a ser la educadora en la fe de este niño, ¡qué menos se puede pedir que sea un cristiano o una cristiana cabal! Si no es así, hay que decirle respetuosamente que lo deje. No podemos tomar los sacramentos en broma, y mientras la Iglesia no dé ese paso, no entraremos en una actitud evangelizadora.

Autenticidad de los sacramentos

Algo parecido pasa con los matrimonios: ¿cuántos matrimonios hay que vayan a casarse sacramentalmente, creyendo de verdad en la indisolubilidad del Matrimonio? La media de matrimonios canónicos en España es del 48%. ¿Cuántos, de ese 48%, no tienen ni noción, ni interés, hacen un cursillito de cuatro charlas y ya está?

Estamos tratando los sacramentos como cuando la sociedad era toda cristiana, y si ahora nos parecemos al cristianismo del siglo III, nuestra pastoral tiene que parecerse a la del siglo III: con un catecumenado serio, antes o después del Bautismo. El fruto del Bautismo es la conversión personal, y eso requiere de un proceso de catequesis. Hoy, en España, tenemos que plantearnos la autenticidad de nuestros sacramentos. Amablemente, sin romper la caña cascada, sin apagar la mecha que humea, pero sin falsificarlos. Por tanto, hemos de promover, en las parroquias y en los colegios, unas catequesis de conversión.

La catequesis es para que los catecúmenos se conviertan a Dios y a Jesús. Y la catequesis la hacen los catequistas, no los libros. ¿Qué catequistas tenemos? ¿Mueven el corazón de los chicos para que descubran la importancia de Jesús en su vida? Cuando estaba de obispo, los curas -que sufren mucho por estos problemas- me decían que estaban muy desanimados porque los chavales de Confirmación no perseveraban.

Y yo les decía: Sí que lo hacen: perseveran porque salen igual que entraron; porque no han vivido una crisis de conversión, ni se han dado cuenta de que ser cristiano requiere plantearse su vida y ver cómo ocupan el tiempo, qué clase de vida llevan, si viven en gracia de Dios o no, cómo responden de sus responsabilidades

No está hecha nuestra catequesis para provocar una crisis de conversión. Eso lo hacen los Cursillos de Cristiandad, ¡así que ése es el modelo de nuestras catequesis!

No como en la Antártida

Hoy no podemos ceder a la tentación de cerrarnos en nosotros mismos y ser como las expediciones de la Antártida: vivimos en nuestro refugio, calentitos, sabemos que fuera están los osos blancos, y no salimos. Hacen falta cristianos preparados espiritual y culturalmente para meterse en una reunión de agnósticos y discutir con ellos amablemente. Tenemos que hablar con agnósticos, con ateos, con socialistas, y demostrarles que es más hermoso ser cristiano. Tenemos que ser capaces de mantener un tú a tú con los socialistas, y convencerles de que la santa ley de Dios, el Evangelio y la vida de la Iglesia es mucho más humana, digna, progresista y feliz que todo lo que nos predican.

Con amabilidad, sin enfadarse, pero con razones de tomo y lomo. Nuestra Iglesia se ve más asediada, más metida en el iglú, porque nos faltan esos cristianos y no somos capaces de salir para sostener un cuerpo a cuerpo con esas personas. Una parroquia misionera es una parroquia centrada en el Bautismo y en la Eucaristía, que tiene sus avanzadillas por el mundo para conectar con otras gentes, y que tiene un catecumenado de adultos que hace cristianos a la gente decepcionada que Dios quiera mandarnos.

Tenemos que rezar mucho para ser mejores y para que nuestra Iglesia se vaya poniendo en actitud vigorosa de misión. Para tener la humildad de reconocer la situación en la que estamos. Para ser diligentes y no tener pereza a la hora actuar, sin vivir de recuerdos. Y, sobre todo, hemos de tener confianza para luchar. Dios está con nosotros, y el Señor nos lo dijo: En el mundo tendréis luchas, pero yo he vencido al mundo.

+ Fernando Sebastián Aguilar

Read Full Post »

Older Posts »